Cuando nos topemos en la ciudad

Me paso las horas imaginando… imaginando que un día, al doblar la esquina, tú y yo nos encontraremos frente a frente. Habrá un momento de desconcierto: “disculpa”, “lo siento”; pero seguiremos sin darnos cuenta que nos hemos cruzado. Un paso más tarde, tal vez paremos a la vez. Y entonces la poca multitud se habrá interpuesto entre los dos. Pero nos daremos la vuelta, buscándonos mutuamente. Te (re)conozco, algo en nuestra mente se encenderá. Y nos buscaremos a pies puntillas, levantando la cabeza, escudriñando en los huecos que se forman entre la gente que anda deprisa. Y quizá nuestras miradas se toparán por segunda vez, se fusionarán ahora en un gesto de curiosidad. Ahí estás, diremos con los ojos. Quizá recuperemos los pasos hasta encontrarnos a medio camino, una sonrisa nerviosa dibujada en los labios. Y tras algún tiempo intercambiando primeras impresiones, también intercambiaremos las primeras palabras. 

Pero eso sólo pasará cuando nos topemos en la ciudad. Y llevo mucho tiempo sin ir a la ciudad. Todo sea que vuelva un solo día para que me pasen mil cosas, quién sabe. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s