No lo puede saber

—No me puedo lamentar, la verdad.

—No deberías, no. 

—Y sin embargo no lo puedo evitar: sentirme tan mal.

—¿Y por qué no se lo dices?

—Porque ya es demasiado tarde. Además, ¿qué digo? ¿Que me gusta?

—Yo creo que nunca es demasiado tarde para decir lo que sientes.

—Pues yo creo que sí, que el momento se ha pasado.

—¿Sí? Yo creo que aún hay tiempo.

—Ni siquiera sabe que existo. 

—Pues no será su culpa.

—Es mía la culpa.

—Tenías que haber dicho algo antes. Lo que fuese. La gente no lee mentes, ¿sabes?

—Ya lo sé. Lo sé… 

—¿Entonces? ¿Qué hacemos aquí?

—Nada… Lamentarse

—Ay… Bueno, podía ser peor.

—¿Tú crees?

—Claro. Podíais no haberos conocido. Podíais haber acabado mal.

—¿No hemos acabado mal?

—No habéis acabado. Aún no.

—Siento que ya se ha ido…

—Es que eres un dramático. Pero yo le veo aún mucho potencial a esta historia.

—¿Aun si soy un cobarde?

—Aun si eres un cobarde, sí. 

—Otra cosa que no puede saber.

—No sé yo. Hay algo valiente en admitir que eres un cobarde. No todo el mundo lo podría hacer.

Advertisements

One thought on “No lo puede saber

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s