Desamor

Como un hechizo de sal y sangre derramada,
ahora nos separa un desierto frío lleno de soledad y silencio.
Y corren los ríos de tinta bajo la luna menguada
arrastrando las pasiones de este verano vacío.

No hay en el vasto océano isla conquistada
que guarde los secretos de este país dolorido: 
nación de almas rotas, 
líneas cortas,
palabras sordas, 
corazones hastíos.

La poesía ya no me calma nada, 
ya no me alivia este sentimiento umbrío;
no hay versos ni rimas apareadas
para relatar este destino árido y sombrío.

Un hechizo de sal y sangre derramada 
para liberarme, 
atraparme;
hacerme tuyo, 
hacerte mío. 

Como un hechizo de sal y sangre derramada
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s