Apuntes de soledad

Todo se explica allí; empiezo un nuevo proyecto y no sé a dónde me lleva. No sé qué significa o qué dice de mí. No sé nada de este pulso que me mueve, sólo sé que me mueve y me quiero dejar mover sin resistencia: sin preguntas, sin miedos, sin preocupaciones. Es un capricho, tal vez; o una promesa, ¿quién sabe? Pero está ahí ahora, un hijo de la soledad, algo que es materialmente distinguible de esta realidad en la que he estado tanto tiempo atrapado —lo confieso ya—. Ahora tiene vida propia, tiene inercia y se mueve. No sé a dónde, pero sé que se mueve. Y quiero que me lleve. 

Por si me buscáis, estaré explorando esta nueva tierra, a ver qué sorpresas me descubre. Quizá allí, por fin, después de tanto tiempo, me encontréis tal y como soy. Quizá allí, por fin, después de tanto tiempo, me encuentre tal y como soy. 

Apuntes de soledad

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s