No me busques

No me busques en el silencio,
en estas líneas rotas, en las historias que aún no hemos escrito,
pero que tanto queremos escribir.

No me busques en otra tierra,
no me busques en los pasos, en las huellas;
no me busques en el viaje ni por el camino.

No me busques a través de las ventanas llenas de lluvia,
o en las puertas que se abren con el viento;
no me busques sino con zapatos llenos de arena y de barro.

No me busques cuando estoy,
no me busques cuando vuelva,
ni cuando me vaya.
Sobre todo no me busques cuando me vaya.

No me busques en tus sueños,
en las expectativas, en las ilusiones
o las promesas que no valen nada.

No me busques en la soledad o la tristeza,
o en el ruido de la desesperación,
o los latidos de nuestros corazones
que bombean contra este vacío
que tanto intentamos llenar.

No me busques en la quietud,
y no me busques en todo el ruido
que está arreciando en nuestras cabezas.
No me busques en los susurros
o en la música;
no me busques.

No me busques en la oscuridad,
ni siquiera en la luz me busques
porque ahí no estaré.
No me busques en la ciudad,
o en la montaña o el mar.

No me busques para encontrarme;
no me busques para decirme o para contarme;
no me busques para amarme,
porque yo ya no estoy.

No me busques porque lo necesitas,
o porque lo quieres o porque tienes curiosidad.
No me busques porque me perdiste,
y no me busques, sobre todo, si me encontraste.

No me busques si me callo,
o si no te veo, no me busques.
No me busques si no te oigo,
o no te siento.
No me busques si no te pienso.

No me busques si me amas
y no te amo.
No me busques si te amo
y no me amas.
No me busques aun si nos amamos;
no me busques.

No me busques cuando vayas a comenzar.
No me busques si estamos a punto de terminar.
No me busques a la salida, ni a la entrada.
No me busques en tus recuerdos, o en los de otros.
No me busques en las fotografías,
pero sobre todo, esto es muy importante:
ni siquiera me busques en estas palabras que no buscan nada,
porque aquí definitivamente no estoy.

Advertisements

2 thoughts on “No me busques

    1. Hay algo muy personal, íntimo y… encendido, en la frialdad y la lejanía. Hay algo muy humano, de tragedia y dolor, y tristeza y desamor, en encerrarse y hablar desde ese lugar alejado y ajeno. Hay algo que nos conecta de otra forma, que habla de ese conflicto, cuando hablamos con frialdad. Nos muestra, de una forma muy cruda, otra faceta de esta humanidad. Gracias, L, 🙂

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s