Imaginar, amor

No tengo mucho tiempo estos días para otras cosas, pero tengo tiempo suficiente para imaginar y pensar, y creer. Y atrapado como estoy, me pregunto: ¿hasta dónde debería llegar nuestra imaginación con el amor, hasta dónde tenemos que dejarnos llevar hasta que el corazón se ha estirado demasiado? 

El miedo tiene todas las respuestas, pero ésas no me valen. Ya no. No sé qué respuestas me valen ahora mismo, la verdad; sólo tengo preguntas.

Y sobre todo, ¿es aconsejable imaginar con el amor cuando uno tiene un corazón tan propenso a la locura? Lo digo porque no me parece ni seguro ni sano, pero el amor tiene algo de peligro, sobre todo —según me dicen— el que merece de verdad la pena. Este tipo de amor siempre requiere algún tipo de sacrificio. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s