Las flores blancas de tu camino

Nunca sabré si las encontraré, como tampoco sé si te encontraré a ti al final. Parece que siempre nos encontramos en este paisaje, en los caminos; en la Sierra que los dos echamos de menos de la misma manera. Tú ahora andas lejos y… quisiera que lo supieras… Me gustaría que supieras quién eres en estas palabras. Una parte de mí sabe que lo sabes, que cuando me lees, sonríes. Me recuerdan tanto a ti… 

Nunca sabré si las encontraré, quiero decir, esas pequeñas florecillas blancas que crecen en matojos en los arcenes de la carretera. Me fijé la primavera pasada y me he fijado ésta: parecen como orquídeas, pero pequeñas. No son como nada que haya visto antes. Pero a la velocidad de autobús se vuelven borrosas y no logro identificarlas. 

Las he visto bajo roquedas, cerca de la ciudad donde el aire es más humo, pero también las he visto de camino a la Ciudad de Piedra, en las montañas que todavía andan frías bajo este sol de abril. En mis viajes por Los Caminos, nunca las he visto y las he buscado ansiosamente, queriendo satisfacer este deseo que casi desconozco. 

Flor Real, se llama en mi imaginario. Linda los caminos que llevan a La Montaña que ahora anda sin princesa. A pesar de todas las durezas de la vida, sigue siendo blanca como la nieve y es fiel al sol de la primavera. Y no parece crecer en otro lugar que no sea el que lleve hasta el reino. Su aroma —debe tenerla— lo cubre todo, por eso parece crecer en las zonas más agresivas, cerca del asfalto y el rugir de metal. 

No sé si las encontraré un días de estos que vaya en busca de mi primavera, siempre mirando a La Montaña esperando tu regreso. Temo que a poco dejen de florecer, que su flor sea tan efímera como un sueño. Sabemos que las cosas buenas suelen ser cosas breves; y que las de verdad buenas suelen ser maravillas. ¿Qué maravilla ha durado más de dos latidos del corazón y un suspiro? Nos congelan. 

No sé si las encontraré, pero que sea como este amor imposible que nos ocultamos: al menos las he visto; que sea eso y no que haya mirado en la dirección opuesta.

Advertisements

One thought on “Las flores blancas de tu camino

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s