Siete de palabras

Mi tiempo libre ahora es una colección de borradores, de palabras que quieren decirse, pero que no saben cómo.

Soy todo líneas quebradas, sentimientos dispersos y ¿cómo no?, palabras calladas.

Mi destiempo me aprisiona en la ausencia, en ese silencio que escribe una historia no contada cada vez más grande; no sé cómo superarlo.

Ahora son todas estas faltas las que dicen más que todo lo dicho.

Nadie contesta.

No me abandones, tú, dama palabra, que me das voz cuando todo es ruido; tú, que me das historia cuando todo es vacío; tú, que me das línea con la que sujetar este mundo imposible; tú, amor de mi vida.

Esta esperanza escrita me sabe tan frágil, sobre todo ahora que se acercan las horas cortas y el frío de invierno. El año se acaba y yo sigo aquí, sin decir todo eso que quiero decir.

Así son los borradores del tiempo: fragmentos de una historia que encuentran sus líneas entre el silencio, el destiempo, la vida. Son fragmentos de sentimientos en frases sin terminar; fragmentos hechos palabras sin oración ni cuento; fragmentos, polvo literario.

Un día —lo sé— volverá el tiempo y estos fragmentos, la colección de borradores, las frases rotas, las palabras desparejadas… harán su historia, me darán voz y la libertad; recobraré la vida.

Hasta entonces, soy un siete de palabras.

Advertisements

2 thoughts on “Siete de palabras

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s