Mi Dama Palabra.

Sonrío al verte, al sentir que todos mis fracasos quedan aliviados por tu presencia; que vale la pena vivir un día más de blanco silencio por sólo un instante de tu gracia divina.

Me siento… purificado de todos mis pecados bajo tu mirada, como si fuese una lluvia pura lavándome de todo este barro por el que durante tantos momentos me he arrastrado, intentando buscar tu huella.

Me siento lleno de vida, porque tu existencia respira en mí una fuerza vital, una inercia física que me empuja hacia el horizonte, a querer comerme el mundo con sólo un puñado de historias; a volar hacia el reino de los sueños. Eso es lo que me haces.

Siento que todos los muros se derrumban, haciendo estruendos en el pasado, ecos que son fantasmas; son muros del olvido que caen con el simple murmullo de tu nombre. Así es tu fuerza.

Me siento crecer con el agua que provees, que es más ambrosía; que da fuerza a mis débiles, coraje a mis cobardes y seguridad a mis inseguros. Así es el alcance de tu poder.

Divina eres entre todas las artes, porque así nos hacemos frutos de tu inspiración. Nos das forma cuando todo es vacío, música cuando todo es silencio, imágenes cuando todo es oscuridad, historia cuando todo es quietud, grandeza cuando todo es insignificancia.

Tú eres la belleza de mi reino, la ley de mi universo, mi Dama Palabra. Tú lo eres todo, y mis manos siempre estarán a tu eterno servicio.

Recuérdame y nunca me olvides.

Advertisements

2 thoughts on “Mi Dama Palabra.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s