Ruptura

Y lo rápido que se rompieron en mil pedazos, las memorias y los sentimientos. No quedó nada más que polvo, fragmentos de una vida pasada, ruinas en el corazón.

"Smashed Glass"
“Smashed Glass”, o de cómo se rompe la realidad de los sentimientos.

El silencio es destructivo: la incertidumbre oxida las emociones con tanta espera, espera de algo que pueda resolvernos; toda la duda nos carcome y las preguntas sin respuesta se apilan en nuestro alma como cadáveres del desamor. Es un desastre. Es una guerra emocional sin muchas paces.

Pero también las palabras pueden ser destructivas: como la calma antes de la tormenta, los pelos se erizan y el instinto nos palpita, hay palabras que siguen al silencio sólo para destruirnos el consuelo encontrado.

Porque en el silencio refugiamos los buenos recuerdos, vestigios de aquello que nos dolió, sólo hace falta unas tardías palabras descorazonadas para quebrarlos y arrasar con los templos de la callada memoria.

Entonces lo único que queda es olvido y sentimientos amargos en un corazón que se vuelve furia.

Ni el silencio ahora puede salvarnos este desastre.

Porque ahora, lo poco que nos quedaba de lo que tuvimos, aquel oasis de amor, también se ha quebrado; también es silencio; ha pasado. Ya no hay nada en pie.

Advertisements

2 thoughts on “Ruptura

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s