Estar bien

Echaba de menos estar aquí, de alguna forma. Por un lado ya sabía que iba a terminar aquí, otra vez. Por otro lado, esta vez he tardado aún más en llegar. Cada vez va mejorando, hasta que eventualmente un día dejaré de volver. Pero mientras tanto, aquí estoy.

Los años no lo han cambiado, porque sigue siendo el mismo sentimiento de derrota, pero al mismo tiempo es un sentimiento de derrota distinto cada vez. Y cada vez que salgo de todo ello me juro no volver a caer en el mismo juego de espejos que atrapan mi alma, pero mi problema es que los espejos cambian. Y no hay forma posible de anticipar cómo van a cambiar. Así que no hay más remedio que seguir con el juego, que seguir la corriente, que seguir la vida. Hasta que lleguen las sorpresas, porque siempre llegan. El único anticipo está en saber que llegarán, aunque el miedo sea no poder saber cuándo.

Luego la estrategia es saber cuán decepcionado vas a estar y controlarlo. Controlarlo antes de que se te vaya de las manos y te pierdas, y que el abismo se haga aún más abismal. Porque se te irá de las manos a la más mínima, y entonces se convertirá en un huracán que te arrastrará con él. Lo que quieres es salir a salvo y lo más intacto posible, aunque siempre te llevarás algo de ese agujero en el que la vida te mete cada vez.

Tu objetivo es hacia arriba, hacia el claro, cualquier claro; estar bien.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s