“La multiculturalidad ha fallado” – ¿Eh?

Ha sido una larga semana. Ha sido una semana llena de Marchas Indignadas de toda España, de la Manifestación Popular Indignada en Madrid , del atentado en Oslo, de la hambruna en Somalia, del miedo económico en EEUU, de la crisis cultural en Europa. Ha sido una semana agitada.

Tengo un pensamiento: ¿Y por qué ha de fallar la multiculturalidad? ¿Por qué ha fallado? ¿Es que acaso la Economía va aparejada a la Cultura? Lo que pasa es que Europa sigue siendo arrogante y cree que el mundo le debe algo a ella, pero siempre olvida que tiene una deuda (y no sólo económica) con el resto del mundo desde su querido Imperialismo.
Anuncio que: Querida Europa de mi corazón, lo que está pasando ahora es un “payback” cósmico; de los indios a los ingleses, “vosotros llegasteis aquí y robasteis riquezas de nuestras tierras. Ahora somos nosotros los que vamos a las vuestras”. De los latinos a los españoles, “vosotros vinisteis aquí por una desastrosa casualidad, robasteis oro y plata, esclavizasteis y sometisteis al pueblo precolombino. Ahora somos nosotros los que vamos a vuestra Patria querida”
Y mil ejemplos más: de los africanos a los franceses, de medio Europa a Alemania. Es siempre lo mismo. Es siempre igual. Es siempre un “payback”, un revés del “no hagas a otros lo que no quieras para ti mismo”.
Pero no, Europa no aprende. Europa sigue igual de arrogante, igual de egoísta, igual de racista y vieja… Europa sigue siendo “El Viejo Continente”, donde hombres viejos con viejas ideas gobiernan viejas tierras de viejos dichos, de viejas leyes, de viejos principios y de personas ancianas. Es un continente viejo con viejos sentimientos, con viejas avaricias, de viejas costumbres y viejos errores que no dejan de cometerse.
La multiculturalidad ha fallado, anuncian inquietante varios periódicos por el Viejo Continente.

Tal vez lo que haga falta es otro Hitler, otro Franco, otro Mussolini, otro Lenin y otro Stalin para dejar claro que ni la etnia ni la religión son argumentos ni razones para construir una sociedad ni para asentar unos valores y unos principios.
Tal vez haga falta una guerra… O lo mismo, una revolución.

Lo que falta es que se haga entender de una vez por todas que todos somos humanos, con los mismos valores. Y como humanos, con los mismos errores.

Si Anders Behring Breivik, con el antentado tan trágico ocurrido en Oslo, quería despertar ideas cavernícolas, lo ha conseguido. Lo ha conseguido en países supuestamente civilizados y avanzados como Alemania, Inglaterra, Francia o Suecia. Ha conseguido despertar miedo no sólo de europeos contra forasteros, pero también de europeos contra europeos.
¿Lo peor de todo? Es que es un sentimiento viejo en un viejo continente de viejas almas.

No sé de otros, pero a mí el azul me empieza a gustar menos y a dar más mala espina.
Lo que prueba que: Las cosas no han cambiado mucho desde Hitler, por no decir, no han cambiado nada.

¿La futura Europa? ¿Es eso lo que queremos, es eso por lo que peleamos?

Después de todo, la leyenda del 2012 será cierta: El mundo dejará de existir tal y como lo conocemos (si las cosas siguen por el mismo camino).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s