29 de Diciembre,

Ha pasado mucho tiempo desde muchas cosas. Ha pasado mucho tiempo en el que han pasado muchas cosas. Ha pasado mucho tiempo…
Ha pasado mucho tiempo desde que no escribo; ha pasado mucho tiempo desde que no soy escritor.
Ha pasado demasiado tiempo…

Hoy he osado a pasarme por mis blogs a leer el pasado escrito en palabras. Y tras ello, aquí estoy. Tal vez esté aquí movido por la culpabilidad, o tal vez por la necesidad dormida de volver a escribir, de sentir las palabras fluir por mis dedos hacia las teclas, hacia el bolígrafo… Hace mucho más tiempo desde que dejé de escribir en papel y con ¿pluma? Hace demasiado tiempo desde que no soy un escritor a la antigua. Debería darme vergüenza, y en cierto modo oculto, me da vergüenza.

No sé qué decir, qué escribir… ¿Es que acaso me va tan bien la vida que no tengo nada que contar, nada que escribir?
Después de mi última entrada, trágica por cierto, ha pasado mucho tiempo, y también han pasado demasiadas cosas.

Irónicamente, desde que empecé a escribir, las mejores ideas me vienen en la madrugada… ¿Por qué será?
Aún espero encontrar a algún escritor que sea igual que yo en este aspecto, y entonces empezaré a pensar que no soy yo el que encuentra la inspiración a estas horas, sino que es la madrugada lo que tiene algo de inspirador.

Mi última entrada fue… es patética. Diría que extremista, exagerada… acaso vergonzosa. Es un escrito movido por un sentimiento de negación total, de depresión, de bajón extremo… Negatividad.
La audencia sabe tan bien como yo que en esos momentos, en momentos de negatividad, la actitud siempre no está bien. No sé, siempre acabamos haciendo algo mal… Algo de lo que arrepentirnos en el futuro.
“Humanos…” Dice la voz de fondo de turno… ¿Será porque somos humanos?
Pero aun así, opté por considerarla patética, porque siempre ha sido la palabra con la que me siento identificado, por no decir, con la que me siento descrito.
En este sentido, todo el mundo me lleva la contraria (al margen de otras tantas cosas), pero eso se debe a que no están dentro de mi cabeza, dentro de mí; no son yo. Si fuesen yo, entonces pondrían un poco en duda lo que piensan, lo que dicen… ¿O tal vez soy un hipócrita?

Negatividad.
El caso es que la última entrada fue… ¿Un error? No… Simplemente fue un acto salido de la honestidad del momento.

Pero puedo asegurar (o al menos, creo) que las cosas han cambiado, y mucho. Como he dicho, ha pasado mucho tiempo, demasiado tiempo

¿Tengo familia? Creo que el tiempo me ha enseñado a apreciar lo que tengo, y por tanto, ser feliz con mi madre, y sólo con mi madre… ¿Es que necesito a alguien más… (*)?
¿Tengo amigos? Los mejores que puedo pedir… Y aún mejores por venir (tengo fe puesta en ello).
¿Tengo futuro? Como todo el mundo. Lo que hago en la Universidad me divierte (¿me divierte?), y he conocido a grandes personas. Al fin y al cabo, esperar lo inesperable siempre acaba mal.
No sé cómo lo hace, pero la mente siempre tiene la forma adecuada de hacerte pensar las cosas mal…
Negatividad.

¿Y Australia? Mmm… Ésta es la difícil cuestión: me siento en un dilema interno, porque por un lado, aún pasan cosas que quisiera que no pasaran, ¡pero pasan! C’est la vie (o eso creo para reconfortarme), y por otro lado, a la expectativa del presente (que no es la misma que la expectativa del futuro simplemente porque no la tengo), las cosas parecen ir bien… Pero como digo, la vida es totalmente inesperada.
Esperemos que las cosas sigan bien, o sigan como están. No obstante, hay que estar preparados para cualquier cosa…

Sorpresa, sorpresa.

No es bueno tener expectativas, ya sea sobre personas, cosas, actos…
“Cuanto más esperes, más te decepcionas” Es una verdad que todos vivimos ¿día a día? (Casi).
Por eso, aconsejo “esperar de las personas lo que ellas están dispuestas a darte, de las cosas, lo que sea probable y de los actos, los más humildes posibles…”
“Porque pensar a lo pequeño ayuda a sobrellevar lo grande y a querer lo pequeño por pequeño, mientras que pensar a lo grande hace de lo pequeño insignificante y de lo grande pequeño”

Todo esto hace que pensar…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s