La Maratón

A falta de un preciado bien que, en estos momentos, muchos como yo carecen, estoy ante el constante empujar de los nervios al filo de la desesperación… Y lo peor de todo es que recaigo por momentos en una desidia que incluso me sorprende. Podría hacer algo, ¿pero qué es? ¿Qué es eso que debo hacer?

Veo tan cerca mi amanecer, pero tan lejos se extiende el camino… Pero hay que hacer un poco de esfuerzo por remontar esta gran montaña y si se da la ocasión, trepar con uñas y dientes. Porque si algo merece la pena en esta vida ver es el nuevo amanecer que me espera al final del trayecto…

Después de esa parada, la vida me dirá qué vendrá.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s