Las "echadas" de casa…

¡Me meo de la risa! Esto si que es una comedia mala, mala, mala. Pero bueno, mejor reír que llorar, ¿no?
Ya nos sumamos a la fila india aquellos que no somos “bienaventurados en las tierras sagradas”… ¡Qué digo! Ni eso; ni tierras sagradas ni leches con vinagre (¿se nota que soy español?). Dejémoslo en que son… ¿Son qué? ¡Y yo qué sé!
Pero que una cosa quede clara, esto es una “sinvergoncería” (si es que existe la dichosa palabrita). Que la familia tenga problema, vale, eso se entiende. Pero que de ahí a que nos odiemos a muerte… ¿O es que no nos odiamos a muerte? ¡Pues claro que sí!
Bueno, vamos a dejarlo en otro lado: todos entendemos lo que nos sale del arco del triunfo, ¡y así va el mundo!
Que no, que si alguien no quiere hablar, ¡no habla y punto pelota! Que las cosas quedan mal, pues mal quedan. Y que a los demás les den espárragos… ¿Es eso así? Pues, para mí, y repito, para mí, eso NO es así. Pero hay otros que lo consideran oportuno… Bueno, más que oportuno, lo consideran correcto. Bueno, preguntémonos si saben qué es lo correcto. Porque, otra vez, todo depende de lo que entendemos por ___ y lo que entendemos por ___. Pero nada, que la cosa sigue adelante…
Esto es como los niños pequeños… Que se empeñan en subirse a la piedra porque quiere el niñito jugar… Pues, ea, arrea, súbete… Se sube y se cae… “¡Mamá, mamá! ¡Pupa, pupa!” “Lo siento, querido, pero tú te lo has buscado…” ¿Sabéis a lo que me refiero? Pues lo mismo con la familia… Que se empeñan, ¡y dale con el palito! Ya se meterán el palito en un ojo y luego quién va a quién y quién dice qué de quién… Que yo: “¿Ves la mano? Pues a ella la hablas…” ¡Yo paso olímpicamente de todo! ¡Que tengo mi maldita vida! ¡Que sí, seré un mísero pobre, qué no sé qué, que no sé cuántos! ¡Que sí! ¡Que por un oído me entra, por el otro me sale! ¡Que a mí lo que digan, como la piedra en el camino; pasa de largo! Es que no sé… No sé qué planean…
Bueno, que planeen, es suponer mucho… Igual que Einstein y la Relatividad, pues lo mismo. Así que, mal van, mal hacen, mal sigue… Esto es sencillo. Muy sencillo… ¡No! ¡Hartísimo sencillo! Pero que quieren hacer el indio todos, pues a indios jugaremos… Luego llegarán los colonizadores y a ver quién está con quién y quién hace qué… Que quieren jugar con el fuego, se mearán en la cama del susto… Que quieren palito, y un ojo veré rodar… Que quieren subirse a la piedrita, pues la ostia (y perdón por la expresión) va a ser pequeñina… Pero, ¡ey! Quien ríe el último, ríe el mejor, ¿no?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s