Sábado, sabadete

Un 27 de Marzo del 2010, un 2010 que nunca más se va a repetir, por cierto. Suena trágico y horripilante, pero cierto, a menos que hayan inventado la máquina del tiempo, lo que en vistas actuales, aún no se ha conseguido.
Hasta el momento, atengámonos a ese cercano pasado, que en mis varios puntos de vista, puede ser bueno o malo…
Tras la fatiga de ayer, que además no fue poca, sábado 27 ha amanecido esplendorosamente despejado, cálido y óptimo. Un buen día para hacer la colada… ¡Y cortarse el pelo!
Desde que he optado por tener un nuevo corte de pelo (rapado al 3), me siento distinto. Sinceramente, más idiota.
OK, más sincero aún, siempre me he sentido idiota […]
Tras mis andaduras por eso que llaman pueblo (aunque sería más correcto llamarlo villa), regresé con presteza a mi humilde morada para librarme de esos pequeños compañeros que te dejan tras un buen esquilado (todos sabemos a qué me refiero…).
Después de eso, todo ha sido libertad y frescor.
Hoy también ha sido el día en el que he invitado a una amiga a comer a mi casa; Curry Indio. Todos han oído hablar de ello, pero no todos han probado el verdadero Curry Indio, ése que no puedes comer sin tener por lo menos 2 jarras de agua fría y preparadas para ser vaciadas en menos de 10min. Sí, y no exagero: es asaz picante.
¡Y luego me entero de que no puede comer picante, de que, en realidad, lo tenía prohibido!
Bueno, ¡que ha aprovechado!
Posteriormente, una larga tarde… Piano, piano, piano… […]
Hasta las 6H de la tarde no habíamos salido de la casa para nada. Fue entonces a las 6H cuando decidimos dar una vuelta…
Y ahora que lo pienso, debo verificar ese cuento de hadas que le conté mientras caminábamos; empiezo a dudar si es un cuento de hadas… ¿Qué es un cuento de hadas? (Tal vez haya sido de mi invención…)
Hasta el embalse (llamado por los oriundos como el pantano) nada más de 10min.
Y en el embalse, ¡cuidado con las tierras movidizas! Y además, ¡vimos patos!
Y tras todo ello, ranitas, apuestas, 2 & 2 céntimos para deseos imaginarios (o no tanto), la búsqueda del paso seguro a La Isla, la pelea de “juncos” (o como se llamen) y la espera “curiosa”. Dejémoslo en que ha sido un día entretenido, peculiar y singular.

Pero la próxima vez, cuando no haya “pantanosidades” ni cosas por el estilo, merecerá la pena ir a visitar La Isla y continuar con una buena pelea de “juncos“… (risas)

Y siempre esperemos a que haga tan buen día como lo hizo hoy…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s