¿La buena rutina?

En una pasada entrada hablé que algo que llamé la buena rutina.
Al mismo tiempo, aviso de que esta entrada va a ser tan fugaz como la idea que me ha llevado a empezarla.
La tranquilidad, cuando sobrepasa un límite, empieza a ser escalofriante. No muchos conocen esa sensación (o tal vez, y es lo más seguro, es que me equivoque). La tranquilidad cuando se satura, da miedo…
Una idea que te suele invadir (o por lo menos a mí), y más que una idea, es una sensación bajo la piel, muy dentro, es: las calmas muy calmadas auguran una gran tormenta.
Una de dos: ¿Pesimismo o realidad?
Quisiera creer que es mi pesimismo. ¡No! Creo que es mi pesimismo…
Pero aún quedan los últimos coletazos de un pero…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s