Cambio

El pasado, ¿Qué es hoy? ¿No significa nada más que meros recuerdos o guarda una concepción aún no conocida?

El tiempo presenta tantas cuestiones en sí, que algunas veces raya la imposibilidad.

La imposibilidad… ¿Hay algo imposible? Yo, personalmente, pienso y apoyo la firme frase de que “hoy nada es imposible”, pero, como Hume postula: “Siempre existen las probabilidades y posibilidades de que…

Yo siempre parto del presente -que es lo que realmente estoy viviendo– y tomo al simple pasado como un mero recuerdo, una vana memoria…

Luego, podríamos decir que el pasado ha dejado de existir o que nunca ha existido… ¿Ilógico? ¿Qué es la lógica? ¿Una concepción humana o es La Concepción Universal?

Parémonos a pensar: En el sentido físico, el pasado ya no existe o ha dejado de existir, pero ¿podría volver a existir? Aquí se ponen en contraste dos ideas: el volver al pasado y en no volver al pasado.

¿Puede ser el viaje en el tiempo posible? Por posible, “siempre existe la posibilidad y la probabilidad”, pero ciertamente, hoy en día, es improbable -no imposible-.

No he estudiado mucho el tema del tiempo en física, pero me sirvo de un razonamiento bien estructurado para llegar a cuestiones ¿rebatibles o irrebatibles?

Volviendo, no a cuestiones del pensamiento científico-físico, sino a cuestiones del pensamiento personal, seguimos el camino de que: el pasado es un recuerdo y lo realmente existente es el presente siendo vivido.

¿Podemos cambiar con respecto del pasado -ya sea mnémico o físico-? ¿Cambiamos o, por el contrario, somos la suma de momentos diferentes que nos hacen quienes somos -como Hume anunció-?

¿Tenemos un Yo íntegro o una serie de Yo conexos, pero no iguales? ¿Qué es el Yo? Nos dirigimos a nosotros mismos como Yo, pero ¿no nos hemos parado a pensar si nos referimos al Yo del instante en el que te diriges o a la imagen del Yo que nos hemos construido temporalmente, tras la suma de momentos del Yo? ¿Qué es nuestro Yo?

Tras este segundo pequeño lapsus -no innecesario, pues es vital para llegar a una respuesta correcta-, partimos de que: el pasado es un recuerdo, el presente es y que nuestro Yo es cuestionable.

Ahora: El Cambio. ¿Podemos cambiar con respecto de algo que ya no es? ¿Cambiamos con respecto del recuerdo del pasado o del pasado de facto? ¿Cambiamos con respecto del ideal del Yo en el momento o con respecto del Yo íntegro? Si el Yo es una suma de Yo’s más pequeños, entonces ¿el Yo no estaría en constante cambio?

¿Qué supone cambiar?

Da que pensar…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s