Secretismo

El mundo está envuelto en una manta de Secretismo.

¿Qué es un secreto? ¿Qué pueden hacer los secretos? ¿Qué pueden hacer si son revelados? ¿Para qué son? ¿Cuál es su fin? ¿Proteger? ¿Alejar? ¿Salvaguardar?

Hay tantas preguntas en torno a los secretos como los secretos mismos…

¿Quién no tiene secretos? ¿Uno, dos? ¿Cuántos? ¿Quién no ha oído nunca la frase: “¿Me guardas el secreto?”? ¿O la otra frase: “Tengo un secreto“? O miles de otras frases que la mayoría de nosotros -por no decir TODOS, ya que no me gustan las generalidades- usamos a menudo; probablemente se ha vuelto como una “clave social”, un “estatus”… El Secretismo está tan arraigado en nuestra cultura y sociedad que, probablemente, si le preguntas a un viandante desprevenido si cree que el mundo podría existir sin secretos, la respuesta más segura sea un seco y tajante NO.

Es una pena; una desgracia para la Humanidad. Dios nos hizo puros, y nosotros nos hacemos, automáticamente, impuros…

Creo que el Secretismo nació -¿Cómo no?- en la mente malévola de los humanos. En esas mentes, por ejemplo, que planeaban el asesinato de alguien y no querían que saliese a la luz; Mesopotamia, Persia, Egipto, Grecia, Roma… En los grandes imperios de la Antigüedad.

El Secretismo, vemos en este ejemplo, nace a causa de la Codicia y el Poder. La Política también es un factor que puede desencadenar en el Secretismo.

Realmente, a nivel de la plebe -como pueblo dirigido por Gobiernos y Sindicatos- lo que de verdad ha hecho que esa maliciosa planta esté siempre presente son Prejuicios.

Por desgracia, los Prejuicios existe en todas partes, de todas las maneras. Ninguna cultura, etnia ni pueblo se libra de la existencia fatalista de los Prejuicios.

Lo gracioso de todo es que TODO Prejuicio nace de la Envidia y la Ignorancia.

Esto, a nivel social, ha dado tanto impacto que se ha clavado en la cultura y ya forma parte de ella; Estereotipos, Falacias… Y demás conjeturas lingüísticas que los habitantes utilizan, ya, con tanta facilidad como respirar.

Y a causa de eso, los Prejuicios, nacen los secretos. Secretismo…

Ya son habituales, cotidianos, que la Sociedad ha impuesto cánones de comportamiento, vida, actuación, costumbres… etc. Y todos, en medidas ínfimas o máximas, siempre seguimos esos cánones…

Los secretos son “una mentira para tu bien o provecho“. Una adolescente está embarazada (secreto que no duraría mucho, por cierto), empieza a comer desmesuradamente y utiliza el pretexto de que está “engordando”… Mentira = Secreto.

Si el mundo no fuera un saco lleno de Prejuicios, Falacias, Cánones saciales, Estereotipos y demás, no existiría el Secretismo…

Pero como todo, el Ser Humano siempre tiene otros caminos… Y cierto es que el Humano, por naturaleza, sufre todos los sentimientos que sufre: Envidia, Odio, Codicia… Y el Secretismo siempre existirá, por muy idílico que el mundo sea… El Humano nació con su Naturaleza, y no puede cambiarla…

Advertisements

One thought on “Secretismo

  1. O.O
    definitivamente te has superado!
    Ian. cada día más completo, conciso, y es muy buena la sensación de querer seguir leyendo .. xD

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s